sábado, 30 de julio de 2016

Published 1:37 by with 0 comment

Adiós, VHS

La empresa japonesa Funai Electronics anunció que a finales de julio dejará de fabricar reproductores de VHS.


La última empresa que aún fabricaba reproductores y grabadores de VHS, el formato de video hogareño surgido en 1976, anunció que a fines de julio dejará de fabricarlos.

Además de su marca, surgida en 1983, Funai también producía para Denon, Toshiba, Sharp o Sanyo.
Leer más

    email this       edit

viernes, 29 de julio de 2016

Published 1:14 by with 0 comment

Promoción


Leer más
    email this       edit

miércoles, 27 de julio de 2016

Published 0:32 by with 0 comment

Definieron los pasos a seguir para hacer compras puerta a puerta

Fue anunciado hoy por el Ministerio de Producción y la AFIP.

El Ministerio de Producción y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) presentaron hoy los nuevos procedimientos para recibir envíos desde el exterior para uso personal que posibilitan el retorno del sistema conocido como puerta a puerta.

Las personas ahora podrán recibir envíos para consumo personal tanto a través del Correo Argentino como por servicios de couriers. Los correos oficiales tienen un compromiso de entrega por montos limitados, que son los que establece la nueva normativa local. Los couriers privados, en tanto, están habilitados internacionalmente para enviar y recibir, por montos y peso superiores.

En el caso de envíos que se reciben a través del Correo Oficial, el ciudadano deberá ingresar en la web de AFIP el número de seguimiento del envío (tracking ID) que proporciona el Correo, declarará el valor y la descripción del o los productos recibidos.

Una vez que se valide el registro, se generará en forma automática un Volante Electrónico de Pago (VEP) por los conceptos y valores que corresponda abonar. Estos envíos tienen derecho a usufructuar una franquicia anual de U$S 25. Una vez abonado el VEP, si el paquete no supera los dos kilos y su valor es inferior a U$S 200, el ciudadano recibirá el envío en su domicilio.

Para el caso de envíos cuyo peso sea mayor a 2 kilos o valor mayor a U$S 200, también se recibirá una notificación del Correo, se utilizará idéntico procedimiento, retirando el envío en la sucursal del mismo.

En el caso de envíos que se reciben a través de prestadores de servicios courier, serán éstos los encargados de realizar la declaración de los envíos. Esta declaración incluye la descripción de los productos involucrados y los valores correspondientes. También serán responsables tributarios del pago ante la AFIP.

Esta modalidad podrá ser utilizada sólo 5 veces, por año calendario y por persona, en envíos de hasta 50 kilogramos valuados en un importe inferior o igual a U$S 1.000, siempre que se conformen por hasta 3 unidades de la misma especie y no se presuma una finalidad comercial.

Luego de recibir el envío, ya sea a través del Correo Oficial o de los Prestadores de Servicios Courier, habrá 30 días corridos para ingresar a la web de AFIP y confirmar la recepción. Esta confirmación permitirá realizar posteriores operaciones.

“Es una medida que apunta a facilitar la vida cotidiana de los ciudadanos. Recordemos que algo tan sencillo como comprar un libro se había transformado en una verdadera odisea. Creemos que es lógico que en un mundo globalizado podamos recibir en nuestra casa algo que compramos a cualquier lugar del mundo y todo ello al tiempo que realizamos los controles aduaneros correspondientes. Control ya no es más sinónimo de trabas”, enfatizó el titular de la AFIP, Alberto Abad.

Claves de los nuevos procedimientos:

Libros, impresos y documentos: serán liberados mediante la modalidad puerta a puerta sin la exigencia de confeccionar ningún tipo de declaración, cuando ingresen a través del Correo Oficial.

Trámites: se elimina el formulario 4550 y la necesidad de realizar trámites presenciales para los envíos habilitados para el servicio puerta a puerta, eliminando un sistema que provocó incomodidad y que miles de paquetes quedaran abandonados.

Controles: para asegurar los controles de ingreso de productos y la trazabilidad de los mismos, se realizará una validación del receptor vía página web de AFIP, que se deberá realizar luego de recibido el envío.

Seguridad en la declaración: a través del uso de la clave fiscal el nuevo régimen está acorde con las normativas internacionales.

Clarín, 26/7/16.
Leer más
    email this       edit

lunes, 25 de julio de 2016

jueves, 21 de julio de 2016

Published 10:00 by with 0 comment

Alfred Hayes: el hombre que nunca estuvo

Aunque no haya asesinato, ni sangre derramada o sospechoso de algún crimen, siempre sobrevuela una muerte en el universo de Alfred Hayes, ese inglés que, como Raymond Chandler, supo hacer de Estados Unidos ya no su lugar en el mundo sino el escenario perfecto para poder contar, describir y desentrañar ese mundo.


Una muerte, se decía. Algo de eso hay -y se repite- en la atmósfera implacable y cartesiana que recrea Hayes. Esta vez, quien asume esa muerte -pérdida, traición o simple desazón ante la inexplicable curiosidad del universo y sus frágiles personitas- se llama Asher, protagonista de Mi Perdición -la última novela de Hayes sacada a la luz por La Bestia Equilátera- y alter ego de un narrador que ya nos supo deslumbrar con dos novelas traducidas por Martín Schifino y capturadas por el mismo sello editorial: Los enamorados (2010) y Que el mundo me conozca (2012).

Una muerte, se decía. Al menos en el sentido metafísico en que puede describirse una muerte por amor. Asher, guionista o escritor sin escritura desde hace tiempo, encuentra a su mujer con otro hombre -su compañero de tenis- y huye para no gritar. Así es Hayes. O Asher. Y así comienza su perdición: se escapa de Los Angeles y corre. No quiere estar. No puede estar. Deja su casa encendida de luces en un incendio simbólico y corre. No para de correr. Huye hasta la Nueva York de su infancia y busca recuerdos que, como él, tampoco están. No grita. No aúlla. Corre. Y corre. No se detiene ni una sola vez para pegar el alarido que sólo genera el dolor de los corazones rotos.

Asher huye, se pierde, y en esa huida hacia algún lugar insondable de su pasado, de su propia desaparición, se encuentra ya no con su juventud sino con la de los otros protagonistas de esta historia conmovedora: Michael -pariente irónico y lejano que también sueña con ser escritor- y Aurora -su chica, su belleza-. Esa Nueva York será el escenario o la música de fondo -acaso un personaje fantasmal- para este extraño triángulo amoroso donde la muerte -pérdida, traición o simple desazón ante lo inexplicable- sobrevuela este soliloquio de lúcida tensión amorosa.

Escrita a fines de los sesenta, Hayes (1911-1985) avanza por las páginas y el relato, su relato, fluye armónico y natural y preciso. Es un tono con ritmo y cadencia propia. Y no es casual: autor de otras cuatro novelas, un libro de cuentos (The Temptations of Don Volpi) y tres de poesía, Hayes nació en Inglaterra pero su vida transcurrió en Nueva York, donde adoptó la respiración y el porte de esa cultura como si lo suyo hubiese estado signado desde siempre y fuera, en realidad, un toque literario del propio destino.

Durante la Segunda Guerra, nos dice su biografía, estuvo asignado en Italia, donde al poco tiempo de terminada la batalla comenzó a hacer sus primeras armas como guionista de cine profesional. Trabajó con De Sica y Rossellini, y luego se instaló en los Estados Unidos para poner su pluma al servicio de Hollywood y de directores como Fritz Lang y Nicholas Ray. Como se dijo, las coincidencias en varios puntos de sus biografías lo emparentan con su contemporáneo y compatriota Raymond Chandler, aunque en el mundo Hayes, también queda dicho, el asesinato es siempre un símbolo y los misterios que rondan no son otros que los enigmas de una experiencia inasequible y sentimental.

Facundo Bañez
Diario El Día, La Plata, 3 de noviembre de 2013
Leer más
    email this       edit

sábado, 16 de julio de 2016

Published 19:43 by with 0 comment

Comienza la décima temporada del Cineclub La Rosa

¡Sí, comienza la décima temporada del Cineclub La Rosa! Con dos documentales realizados por Win Wenders sobre dos grandes personalidades de la cultura japonesa: el cineasta Yasuhiro Ozu y el diseñador Yohji Yamamoto. Como siempre, con entrada libre y colaboración voluntaria, en Austria 2154. Las proyecciones serán en 16mm gracias al Goethe-Institut Buenos Aires.



En el verano de 1983, Wim Wenders fue invitado a Tokio para participar en una semana de cine alemán. El viaje le dio la posibilidad de ampliar las experiencias vividas en Nueva York durante el rodaje de Reverse Angle, cortometraje documental que había hecho por encargo el año anterior. Pero albergaba otras intenciones, como él mismo reconoce en Tokyo-Ga (1985): lo movía el afán de reencontrar las huellas de Yasujiro Ozu, uno de los cineastas que más influyó en su formación y estilo.

Su objetivo no era el peregrinaje, confiesa, sino “rastrear” el universo que registró el cineasta japonés, constatar “si quedaba algo de su obra” en el Tokio que se abría a sus ojos. Tokyo-Ga, en poco más de hora y media, recoge sus hallazgos.

Pocos años después, en 1989, es el Centro Georges Pompidou de París quien le encarga a Wenders un "retrato documental" sobre el modisto Yohji Yamamoto, quien señala que a él le interesa “el mundo, no la moda”, y entre distintos formatos de captura de la imagen y los devenires de la relación entre documentado y documentalista, construye un diario que reflexiona sobre muchas cosas. Y así surgió Apuntes sobre ciudades y vestimentas, segunda película del ciclo que da inicio a nuestro ¡décimo año consecutivo!

Emiliano Penelas
Programador


Miércoles 20 de julio - 20:30 horas
TOKYO-GA
(Idem, Alemania / Estados Unidos, 1985, color, 92 minutos)
Dirección: Win Wenders.

Wim Wenders se acerca hasta el universo creador y el paisaje vital de Yasujiro Ozu, uno de los pilares fundamentales del cine japonés. Pero el realizador alemán no se limita a reflejar lo que inspiró a Ozu, sino también a radiografiar un país en continua metamorfosis.


Miércoles 27 de julio - 20:30 horas
APUNTES SOBRE CIUDADES Y VESTIMENTAS
(Aufzeichnungen zu Kleidern und Städten, Alemania / Francia, 1989, color, 79 minutos)
Dirección: Win Wenders.

Realizado por encargo del Centro Georges Pompidou de París, Wim Wenders encara un retrato documental sobre el modisto japonés Yohji Yamamoto y su proceso creativo. En una intervención que pone en juego los roles de documentado y documentalista, la película pone en jaque los principios de ambos oficios, los dispositivos de registro, la industria del cine y sus proximidades a la moda.



Ciclo realizado con el apoyo del Goethe-Institut Buenos Aires.

Más información en www.cineclublarosa.blogspot.com
Leer más
    email this       edit

jueves, 14 de julio de 2016

Published 0:57 by with 0 comment

Muriel Spark, la irónica escritora británica

Muriel Spark nació en Edimburgo en 1918. Empezó a escribir en la década de los cincuenta y entre sus obras más conocidas están Memento mori, Las señoritas de escasos medios, La plenitud de la señorita Brodie y El banquete. Falleció el 13 de abril en Florencia, donde residía desde hace 30 años, a la edad de 88.

Cuando en España se publicó Las señoritas de escasos medios, considerada su mejor novela, Muriel Spark ya había declarado en diversas ocasiones que en sus páginas se reflejaba un asunto propio, pues recogía retazos autobiográficos que hablaban de un tiempo joven en el cual la escritora pasó hambre. La novela recrea el Londres de 1945 con "edificios a medio reparar o sin la menor traza de reparación" donde un grupo de muchachas sin recursos se hospeda en el Club May of Teck, tratando de salir adelante con modestos trabajos.

Así las describe Spark: "Pocas personas son más ingenuas, más deliciosas, más conmovedoramente adorables, y, también, más salvajes, que las muchachas de escasos medios". Muriel Spark convertiría la ironía en un signo de identidad, y lo que para algunos lectores y críticos esto resultaba inteligente y mordaz, para otros no hacía sino hilvanar una sátira poco vigorosa.

Muriel Sarah Camberg nació en Edimburgo en 1918, de padre judío y madre anglicana, y como Graham Greene, se convirtió al catolicismo, algo que se percibe en su obra. Greene fue quien la ayudó económicamente en su etapa de escasez y penuria. Y también fue uno de los que opinaron sobre sus escritos. Este autor señaló a Memento mori, una novela publicada en 1959, como un libro "divertido y macabro". Y lo es, pues el texto cuenta con humor negro las andanzas de los huéspedes de una residencia de ancianos.

La escritora estuvo casada con Sydney Oswald Spark, de quien se separó, aunque conservó el apellido. La boda se celebró en 1937, tuvieron un hijo, Robin, y el divorcio llegó en 1944. Vivieron en África, y de regreso a Londres, Muriel ya divorciada, se dedicó a diversos trabajos. No deja de sorprenderme que en las notas biográficas que recorren su perfil señalen que ocupó un puesto en una oficina de contraespionaje.

Empezó escribiendo poesía y biografías y en 1957 publicó su primera novela, The comforters. Ya no se detuvo. Se consagró en 1961 con La plenitud de la señorita Brodie, obra que obtuvo un gran éxito y de la que se hizo una adaptación cinematográfica. Por su interpretación en la película, Maggie Smith obtuvo un Oscar. El único problema, La intromisión, La imagen pública, Una mujer al volante, fueron algunos de sus otros títulos.

Mientras que el semblante de Muriel Spark ha ido envejeciendo en las sucesivas fotografías que han acompañado a sus libros, su mirada se ha mantenido luminosa y decidida, tanto como su deseo primero de convertirse en escritora.

Antes de dedicarse a la novela, con motivo del centenario de la muerte de Mary Shelley, que se conmemoró en 1951, Muriel escribió la biografía de esta autora del XIX, pero, 36 años después, en el prólogo que realizó para una nueva edición, no dudó en reprocharse la primera visión que hizo sobre la creadora de Frankenstein. Decía: "En mi aproximación a la vida de Mary Shelley, sostuve la entonces difundida opinión de que, tras la muerte de Shelley, sus ansias de respetabilidad burguesa fueron en aumento. Hoy no estoy tan de acuerdo con tamaña simplificación". También añadió: "Nunca imaginé que llegaría a escribir una novela, y en la actualidad no hago prácticamente otra cosa".

La escritora obtuvo premios: el T. S. Eliot y el de Literatura Británica, entre otros; y el título de dama del Imperio Británico. Fue muy reservada con su vida privada. Las anécdotas que surgen con motivo de su muerte y que acotan su trayectoria vital nombran al escritor Derek Stanford, con quien Spark había elaborado la biografía de Emily Brönte. Cuentan que Stanford en sus memorias reveló asuntos amorosos y que la escritora nunca le perdonó.

El corazón de Muriel Spark dejó de latir la semana pasada. Murió en un hospital de Florencia. Tenía 88 años y se había trasladado hacía más de tres décadas a Italia para compartir amistad, compañía y placer con la pintora y escultora Penélope Jardine.

Maria José Obiol
Diario El País, sábado 22 de abril de 2006

Leer más
    email this       edit

miércoles, 13 de julio de 2016

Published 9:57 by with 0 comment

Goldie te ama


Leer más
    email this       edit

domingo, 10 de julio de 2016

Published 16:14 by with 0 comment

El IVA muestra

El Instituto Vocacional de Arte Labardén mostrará trabajos de sus alumnos en los cuatro niveles (jadines, escolares, adolescentes y capacitación docente) hasta el 5 de agosto en la Biblioteca del Congreso Nacional, Alsina 1835. El lunes 11 de julio a las 18.30 será la inauguración, con la proyección de cortometrajes del área de especialización en Medios Audiovisuales.


Leer más
    email this       edit

viernes, 1 de julio de 2016

Published 10:17 by with 0 comment

Luciano Olivera: "Siempre es lindo que lo que uno haga sea importante para el otro"

Llegamos tarde al fenómeno del libro que Luciano Olivera escribió y presentó por todo el país, incluyendo la Sede de Independiente. Pero creíamos que igual valía la pena conversar con el autor que emocionó a los hinchas Rojos.



Luciano Olivera empezó a sonar en los hinchas de Independiente cuando su relato "Aspirinas y caramelos", que venía a poner un dejo de consuelo para los Rojos que veíamos que la etapa más oscura de nuestra historia parecía inevitable. Inmortalizado luego por varios que lo reprodujeron en radio y televisión, fue símbolo de aquél momento.

Pasó el tiempo y Luciano, que escribía periódicamente muy recomendables semblanzas en su blog, se decidió a escribir un libro que lleva como subtítulo "Postales de una infancia", ya que si bien está atravesado por el universo futbolístico Rojo, no se reduce exclusivamente a eso sino que puede ser abordable por cualquiera que comparta los códigos de una época que incluye la vida en la ciudad de Buenos Aires y alrededores, el colegio, la juventud, los primeros amores, la política y la coyuntura de nuestro país.

Pero por sobre todas las cosas, Aspirinas y caramelos es una elegía al padre de Luciano, muerto de manera temprana, a la manera de un Jorge Manrique contemporáneo y futbolero, en un libro que apasiona, pero a la vez se lee con fluidez y naturalidad, porque muchos hemos estado en las situaciones planteadas.

"Aspirinas y Caramelos, antes de ser un libro, fue una carta que yo le escribí a mi viejo cuando sentí que el Rojo se iba a la B. En el texto yo le decía a Rodolfo que volviera. Era imposible, estaba muerto hacía más de treinta años, pero yo le pedía que estuviese de algún modo, que lo precisaba. Esa carta se viralizó y disparó en mí un montón de recuerdos de mi infancia con él y con mi familia. Recuerdos que no tenía presente y se me vinieron en catarata. Como temí que se me olvidaran de nuevo, los anoté. Ese fue el germen del libro. Es posible que si la historia no se hubiese hecho conocida y si no me hubiese llegado el cariño de tanta gente, todo quedase allí. Por suerte, pasó lo contrario", nos contó Luciano.

La forma en que el autor nos va metiendo en sus historias (que podrían ser nuestras, de ahí la avidez por seguir leyendo) podría ser la de un autor que lleva dos o tres décadas de carrera y decide abrir sus memorias a quienes lo han seguido a lo largo de los años. No obstante, se trata del primer libro de Olivera, y entonces queda abierta la puerta a lo que viene, a desear que nos vuelva a cautivar con próximos relatos.


En diálogo con La Caldera del Diablo, Olivera confiesa: "Yo no tenía ninguna expectativa con el libro. A los 47 años y con una profesión hecha, lo tomé como un hobby, en todo caso como el cierre de un duelo que podía darme el lujo de hacerlo colectivo. Es verdad que tuvo una repercusión enorme, yo no me imaginé que terminara en la televisión, en la radio, en los diarios, que fuera best seller. Fue una enorme sorpresa para mí y me puso contento. Siempre es lindo que lo que uno haga sea importante para el otro. Todos los días alguien me escribe diciéndome que lo compró, o que lo leyó y me agradece. Eso me llena el corazón".

Para los hinchas de Independiente, imperdible por supuesto el relato que da título al libro, y su posterior "Muerte y resurrección". Pero también la búsqueda de un carnet perdido que lleva a abrir arcones inesperados de la memoria; la historia de Claudio, el choripanero del Rojo; o la maravillosa anécdota de juegar con Trossero en los bosques de Palermo, con sólo doce años.

"Presentarlo en la sede de Independiente fue cerrar un círculo. Aspirinas y Caramelos no es un libro de fútbol, son las postales de un tipo grande que recuerda su infancia y en ella la pelota y los colores del equipo de sus amores son referencia constante. Yo me relacionaba con mi viejo por la literatura -me legó la pasión por las letras- y por el fútbol. Recuerdo ir con él a la sede de chiquito, que me la mostrara con orgullo, pararme frente a la vitrina y entender por qué cantábamos 'la copa, la copa, se mira y no se toca'. Encima, el día de la presentación me acompañó Enzo Trossero, ídolo de mi infancia y adolescencia. Lo quise mucho como jugador y en el libro hay un cuento, una situación real, que lo tiene como protagonista. Todo lo que pasó allí esa tarde noche fue muy especial para mí y estoy muy agradecido", agrega Olivera.

Aspirinas y Caramelos es el libro que podría escribir un autor que lleva un par de décadas cautivando lectores, y decide abrir y publicar sus memorias de la infancia. Sin embargo, es el debut de Luciano Olivera, y eso seguramente llevará al lector a querer seguir leyéndolo, pensar qué será lo nuevo, y se impone la pregunta "¿y ahora qué?".

-¿Estás trabajando en un nuevo proyecto? ¿Habrá más relatos de este tipo o te volcarás más a la ficción?
- Es muy probable que este sea un libro más propio de alguien que ya tiene varios publicados y un día decide contar su historia. En mi caso empecé al revés, pero no soy el único. Hay una tendencia mundial a lo que llamamos "la literatura del yo" que tiene mucho peso. Un gran exponente es Karl Ove Knausgard, escritor noruego que ya lleva seis tomos de su obra Mi Lucha, que es absolutamente autobiográfica y rompió los moldes del género. Lo cierto es que yo siempre escribí, desde chiquito. Lo hice para mi trabajo, o para otros, pero es algo que se me da con naturalidad. Ahora le tomé el gusto a hacerlo para mí, para mi obra. Estoy en pleno proceso de un segundo libro. El espíritu es el de Aspirinas y Caramelos pero no estoy seguro que todo lo que pasa le haya sucedido de verdad a Luciano. De a poco, empieza a aparecer la ficción. Vamos a ver que sucede con ella. Por ahora, se trata de empujar la trama.

Emiliano Penelas
www.lacalderadeldiablo.net 
Leer más
    email this       edit