miércoles, 4 de enero de 2012

Published 10:00 by with 2 comments

Cuantos glaciales 2

La confusión
En realidad, María -a quien apodaban la Virgen- parió dos hijos a la vez, gemelos.
Uno se convirtió en un alegre vagabundo, un amante de las andanzas y las palabras que llegó a ganarse, al azar de sus peregrinaciones, cierta fama de predicador. Pero fue muy pronto olvidado.
Al otro le fue mucho peor. Terminó, a los 33 años, en una cruz, entre otros dos ladrones.
Curiosamente lo confundieron con su hermano y la gloria se encargó de todo lo demás.

El uso
Crearon el mundo en seis días, tal como estaba previsto. Descansaron al séptimo y al octavo día inventaron a Dios.
Todo el mundo se vio entonces aburrido, sin saber qué hacer.
Hasta que alguien se puso de pie y sugirió:
- ¿Y si les damos a Dios a los terrícolas? Ellos sabrán darle un uso.
y así fue.

El punto final
Dios creó el mundo en seis días, como se ha dicho. Después, al séptimo día, descansó.
Esto le permitió reflexionar. Y, aterrado por el monstruo que había arrojado al espacio infinito, al día siguiente creó la muerte.

Cuentos glaciales, de Jacques Sternberg
Mirá la primera tanda.
    email this       edit

2 comentarios:

euge dijo...

lindisimos textos, y la foto mas aun

Emiliano451 dijo...

Gracias