lunes, 11 de enero de 2010

Published 4:00 by with 0 comment

X

Daniel Melero volvió a editar un disco de canciones, y eso es una excelente noticia. "Por", o "X" es austero desde la tapa, y contiene diez hermosos temas en poco más de media hora.



Si hay un músico siempre mencionado como basal para muchos de los músicos argentinos de distintos géneros, pero en especial del "nuevo rock" surgido en la década del '90, ése es Daniel Melero.

Por suerte Melero acepta el traje y lo pone a prueba cuando edita, aunque no sean muchos los que se enteren, menos las radios. X es el decimocuarto discode su carrera solista y marca su regreso a las canciones, a lo simple y austero.

Y esa premisa está dada ya desde el arte de tapa e interior del compacto. Una X de madera en un espacio totalmente blanco, apenas un enchufe en la pared; el músico sentado contemplativo, de espaldas a la cámara que intenta registrarlo.

Son diez temas serenos, iluminados, que no pierden el ritmo. Utilizando sólo "instrumentos tradicionales", y sin la ayuda de samplers o elementos electrónicos, las canciones mandan. Como una marca de autor, en las letras hay a veces algo de nostalgia, en otras ironía, siempre fineza. Se presentan resistentes a casi cualquier otra versión que alguien quiera hacer de ellas, más allá de la estructura "simple" que Melero escogió junto a los Babasónicos Diego Rodríguez y Diego Tuñón, productores del disco. "Registrado en pocas sesiones a lo largo de mucho tiempo", dice en el interior.



Rodríguez y Tuñón, Adrián Dárgelos, Carca, Mariano Domínguez, Diego Castellano y Felix Cristiani fueron los músicos elegidos. Los tres Babasónicos, además, comparten créditos con Melero en un par de temas.
"Nueva era", el que abre la placa, es cautivador y sienta las bases de lo que será el resto. "Esta nueva era es sólo promoción", dice Melero para marcar su posición frente al marketing y proponer una ironía acerca de la cultura virtual contemporánea.

"Fantasma" es el tema elegido para el primer video, y pone un aire fresco y naïf que también puede verse en el videoclip. Los tres que le siguen, probablemente marquen el momento más alto del CD.
 
"La reina del enigma" es una canción preciosa, dulce melodía y el ritual que marca el paso del romance desde la letra: "garbo, aprecio y desdeño". En "Celular" (compuesta junto a Tuñón y Rodríguez) los músicos se sueltan en lo que podría ser una zapada interminable y un seguro gran momento en vivo. Por último, en una posible influencia Babasónica (¿o es al revés?) la primera persona de "Celoso", compuesta e interpretada junto a Dárgelos, pide amor pero expone sus defectos. Aunque brilla con luz propia, es imposible abstraerse de los últimos hits del conjunto oriundo de Lanús, mientras la base del tema homenajea al mucho menos frecuente "Trans Europe Express" de Kraftwerk.
 
En "Por la ventana", Melero vuelve a un rock and roll de guitarra en primer plano. Y cierra el disco otra gran composición, "Tu mercurio", para retomar el círculo que sólo duró poco más de media hora. Piano y hammond para terminar susurrando "yo sin mi otra vez", y querer que todo vuelva a empezar. Por eso, una recomendación es darle "repeat" al reproductor y dejar que suene en continuado. Vale la pena sumergirse en este hermoso disco.

Emiliano Penelas
    email this       edit

0 comentarios: