domingo, 13 de enero de 2013

Published 10:00 by with 0 comment

Comienza la Temporada 2013 del Cineclub La Rosa

Con un clásico del cine de todos los tiempos, proyectado en 16mm, dará comienzo la Temporada 2013, séptima del Cineclub La Rosa. Se trata de Lulú ó La caja de Pandora, de G.W. Pabst, con Louise Brooks. Será el miércoles 16 de enero a las 20 horas en Austria 2154, con entrada libre y colaboración voluntaria. Presentará el historiador Leonel Contreras.


Miércoles 16 - 20 horas
LULÚ / LA CAJA DE PANDORA
(Die Büchse der Pandora, Alemania, 1929, 115 minutos)
Dirección: Georg Wilhelm Pabst.
Guión: Ladislaus Vajda, sobre las obras Erdgeist y Die Büchse der Pandora, de Frank Wedekind.
Elenco: Louise Brooks, Fritz Körtner, Francis Lederer, Carl Goetz, Krafft-Raschig, Alice Roberts, Daisy D'Ora y Gustav Diessl.


Lulú es una artista de vodevil, deshinibida y con un atractivo sexual que provoca la perdición de los hombres, a quienes maneja a voluntad. Luego de casarse con un respetable editor de periódicos, lo mata accidentalmente y se la condena por homicidio. A partir de allí, sufrirá las consecuencias de su forma de vida.

Un buen guión, una trama siempre atrapante y consistente, un montaje preciso, y un elenco extraordinario hacen de La caja de Pandora una obra mayor del expresionismo, una joya del cine mudo que encumbró a Louise Brooks al nivel de mito.

La pieza Erdgeist, de Frank Wedekind se estrenó teatralmente en 1898. La tragedia Die Büchse der Pandora, en la cual se prosigue el argumento de Erdgeist, fue estrenada cinco años más tarde, con retraso por miedo a la censura y sólo en sesión privada.


"Louise Brooks es en La caja de Pandora, de G.W. Pabst, la hembra arrebatadora por sus frívolas contradicciones y su encanto irresistible. La crítica de cine alemana exclamó irritada que esta estrella de Hollywood había sido una elección errónea; también Fritz Kortner, como Dr. Schön, tuvo dificultades con la forma dramática de actuar de ella. En las pausas del rodaje le dejó sentir con arrogancia que la consideraba como superficial, por no decir una no-actriz. En cambio, el director Pabst parece haber previsto esta contrariedad de formas de actuar en su plan de dirección. Por una parte, la atormentada humanidad viril del Dr. Schön, que Kortner encarnó con suma compenetración mímica y gesticular; por la otra, la mujer grácil y bella (Louise Brooks tenía una formación de bailarina), una actriz cinematográfica moderna, que se movía casi imperceptiblemente: niña, hembra, exaltación y terror de los hombres". (Uta Berg-Ganschow).

Más información: www.cineclublarosa.blogspot.com
    email this       edit

0 comentarios: