sábado, 12 de mayo de 2012

Published 13:00 by with 1 comment

Budín de Yorkshire

Eastcote Pinner Midlesex
20-2-51
Mi querida Helene:
Hay muchas maneras de hacerla, pero mamá y yo pensamos que ésta es la más sencilla para que pruebes a prepararlo. Pon en un cuenco grande una taza de harina, un huevo, media taza de leche y una buena pizca de sal, y mézclalo todo bien hasta que adquiera la consistencia de una crema espesa. Mételo en el frigorífico durante varias horas. (Lo mejor es que lo hagas por la mañana, si vas a prepararlo para la noche). Cuando pongas la carne en el horno, mete también otra fuente más de hornear, para que se caliente. Media hora antes de que el asado esté a punto, vierte en esta segunda fuente parte de la grasa del asado: nada más que lo suficiente para cubrir el fondo. Recuerda que esa fuente tiene que estar muy caliente. Vierte enseguida la masa, y el asado y el budín estarán listos a la vez.


Yo no sabría como describírselo a alguien que no lo hubiera visto nunca, pero un buen budín de Yorkshire debe subir mucho, ha de quedar tostado y crujiente y, cuando lo cortes, tienes que encontrarlo hueco por dentro.

La RAF retiene aún a Doug en Norfolk, así que por nuestra parte seguimos guardando como un tesoro las conservas que nos enviaste como regalo de Navidad hasta que él vuelva a casa. Pero, eso sí, querida..., ¡no te imaginas el festín que nos daremos con ellas en cuanto regrese! Pienso, sin embargo, que no deberías gastar tu dinero de esta forma.

Corro a echar esta carta al correo para que la recibas con tiempo suficiente para preparar esa cena de cumpleaños de Brian. Espero que me cuentes que todo ha sido un éxito.

Con el cariño de

Cecily

84, Charing Cross Road, de Helene Hanff
    email this       edit

1 comentarios:

euge dijo...

que hermoso librito
prontamente intentaremos la receta