martes, 22 de marzo de 2011

Published 0:59 by with 6 comments

Grunge is dead

No es novedad que los carancheros somos fanáticos de Cobain. Su figura, su momento, su explosión y su extinción son una metáfora de un tiempo genial e irrepetible.


Queda su música, su furia, su angustia expresada en gritos desesperados contra él mismo, el sistema y la rabia de una generación. Y también queda esta foto hermosa que me acompaña desde hace mucho, en la que puede vérselo en una imagen opuesta a todo eso.

Lleno de ternura, tiene en brazos a su hija Frances Bean, quizás la persona a quien más amó en su corta vida. Su remera, como punctum determinante para que se fije nuestra vista en esta imagen donde nadie mira a cámara , dice "grunge is dead", adelantando que él mismo moriría -y con él el grunge- poco tiempo después.

Los cascabeles, última incorporación al decorado, son parte de una historia de amor que bien podría emparentarse con la foto, pero esa es otra historia.
    email this       edit

6 comentarios:

vero arditi. dijo...

hay personas que dejan vacíos...

eugenia limeses dijo...

Que preciosa foto, los cascabeles son lindos tambien.....

Nido de caranchos dijo...

V: otros, una tira de asado, ¡qué picardía!

E: preciosos

Besos

E

vero arditi. dijo...

me quedé pensando en qué historia guardan los cascabeles... me amplias el panorama

Nido de caranchos dijo...

Qué bien lo de la ampliación del panorama, suena a telenueve 2º edición. Próximamente,

E

vero arditi. dijo...

bue...